El deporte es cultura - La cultura del deporte

Por Natalia Freire

La Deporteca

El indomable Paul Newman



 
El indomable Paul Newman

 

Tenía una mirada de un azul tan profundo que era capaz de derretir los corazones más gélidos. Fue, posiblemente, el hombre más guapo de la historia de la cinematografía. Sin embargo, él siempre huyó de ese estereotipo de hombre guapo y peleó toda su carrera por demostrar que su talento interpretativo no residía en su belleza exterior.
 
En su vida privada tampoco se comportó como el típico conquistador de Hollywood que cambiaba de esposa como de personaje. Al contrario: estuvo casado con la misma mujer hasta su muerte, es decir, durante más de 50 años.
 
En su carrera cinematográfica interpretó varios personajes que eran deportistas y en algunas de las películas con las que obtuvo más éxito el deporte era parte del argumento. Pero es que, además, en su vida privada, el deporte también tuvo un papel destacado pues fue piloto de coches de carreras.
 
Paul Leonard Newman, nació en Shaker Heights, Ohio, un 26 de enero de 1925. Hasta su fallecimiento, un 26 de septiembre de 2008, trabajó en más de 50 películas y también ejerció como director y productor.
 
Obtuvo nueve nominaciones a los Óscars como actor y una como productor. En tres de las nominaciones como actor sus personajes tenían relación con el deporte. En La Gata Sobre el Tejado de Zinc interpretó a un jugador de football americano y en El Buscavidas y El Color del Dinero a uno de billar dando vida al mismo personaje en dos épocas distintas.
 
Con su veterano Eddie Felson en El Color del Dinero, dirigida en 1986 por Martin Scorsese, logró el segundo Oscar de su carrera. El primero lo ganó justo el año anterior. Fue un Oscar Honorífico. Pero ese Eddie Felson decadente, en permanente conflicto con el pasado y el presente, se convirtió en un personaje irrepetible en la historia del cine.
 
Mi servicio de documentación, encabezado por el detective Jake Gittes, me puso sobre una pista que desconocía: Uno de sus primeros papeles fue el de Henry Wiggen, un jugador de béisbol de los New York Yankees en una serie de televisión que se emitió en 1956 y que se titulaba The United States Steel Hour. Bang the Drum Slowly cuya traducción literal es La Hora De Acero De Estados Unidos. Golpeando El Tambor Lentamente y que en España se conoció como La última batalla de un jugador.
 
Bueno, ya sabéis lo que nos gusta aquí adaptar los títulos.
 
Ese mismo año se metió en la piel del boxeador Rocky Graziano a las órdenes de Robert Wise en Somebody Up There Likes Me que es algo así como Me Gusta Alguien De Ahí Arriba pero en España se tituló Marcado por el odio. La verdad es que, en esta ocasión, me gusta más la traducción libre que la literal.
 
La película cuenta la vida del púgil de origen italiano que creció en un conflictivo barrio neoyorquino y fue capaz de alejarse de un terrible destino, aparentemente inevitable, para convertirse en un campeón.
 
Si no la habéis visto, ya estáis tardando en hacerlo porque está en mi Lista de Mejores Pelis de Deportes de la Historia. Avisados estáis.
 
Y hablando de Somebody Up There Likes Me. Resulta que el gran David Bowie tiene una canción con ese mismo título.
 
Después de Graziano, su siguiente papel relacionado con el deporte fue el de un jugador de football americano. Su Brick en la obra de Tenesse Williams adaptada al cine, La Gata Sobre el Tejado de Zinc, dirigida por Richard Brooks, también mereció una nominación al Oscar. Sus escenas junto a la maravillosa Elizabeth Taylor son de análisis obligatorio en la asignatura de Psicología Del Personaje en cualquier escuela de teatro que se precie.
 
En 1961 encarnó al joven Eddie Felson, un talentoso jugador de billar, en El Buscavidas de Robert Rossen. En 1962 fue de nuevo un boxeador en Cuando se tienen veinte años dirigida por Martin Ritt. Tras un impresionante maquillaje interpretó a un boxeador triste y borracho. Una extraordinaria actuación que nunca se valoró en su justa medida.
 
En 1973 fue el adorable Henry Gondorff en El Golpe, dirigida por George Roy Hill, película en la que se encontró de nuevo con Robert Redford con el que ya había compartido reparto en Dos hombres y un destino. En la peli no se ve ni un caballo, pero se pasan hablando de carreras y apuestas toda la cinta.
 
En 1977 interpretó a Reggie Dunlop el jugador/entrenador de un equipo de Hockey Sobre Hielo cuyos jugadores, hartos de perder, deciden jugar sobrepasando con creces los límites de lo que aquí conocemos como intensidad. En El Castañazo, también bajo las órdenes de George Roy Hill, destapó su lado más salvaje. Hay escenas bestiales y, a pesar de las críticas que recibió tras su estreno, es una de las películas sobre deportes de competición más divertidas y gamberras que he visto jamás.
 
Pero si hay una película que marcó la vida personal y deportiva de Newman, ésa fue Winning, dirigida por James Goldstone en 1969. En España se tituló 500 millas y en ella dio vida al piloto Frank Cappua.
 
Para dar más realismo a su personaje tomó clases de conducir durante meses. Desde entonces, nadie pudo bajarle de un coche de carreras hasta su muerte. Ni siquiera su esposa, Joanne Woodward, fue capaz de disuadirle para que dejara de correr en coches.
 
En 1973 debutó con un monoplaza como piloto profesional en el circuito de Thompson y en 1978 fundó el equipo Newman Racing. Su escudería, que incluso llegó a tener en sus filas al piloto español Oriol Serviá, logró hasta ocho campeonatos, pero fue en 1979 cuando Newman alcanzó su gran éxito deportivo. Fue segundo en las 24 horas de Le Mans pilotando un coche privado, un precioso Porsche 935.
 
Pero ahí no acabó todo. En 1995 consiguió entrar en el Libro Guinnes De Los Récords tras ganar las 24 horas de Daytona en la categoría GT1 ¡con 70 años!
 
Su última aportación al cine también estuvo ligada a las carreras de coches. Fue en 2006 poniendo su voz a Hudson Hornet, el legendario corredor que ganó tres veces la Copa Pistón y que terminó retirado en Radiador Springs, el pueblo al que llega a parar el famoso coche de carreras Rayo McQueen de la película Cars dirigida por John Lasseter y Joe Ranft.
 
Actor, director, productor, piloto, amante esposo y padre. El hombre más guapo del mundo. El indomable Paul Newman.
 


 

 

 

 

 

© La Deporteca 2016. Todos los derechos reservados. ladeporteca@gmail.com