El deporte es cultura - La cultura del deporte

Por Natalia Freire

La Deporteca

Historia(s) de la Fórmula 1



 

 

Historias de la Fórmula 1 Desde que Fernando Alonso irrumpió en el circo de la Fórmula 1 y se alzó con dos campeonatos convirtiéndose en uno de los mejores pilotos del mundo se publicaron muchos libros sobre su vida deportiva y sobre el resto de la competición pero hasta entonces los aficionados a la F1 en España eran una minoría. Sin embargo, la F1 existía antes de Alonso pero nadie tenía por qué haberse dado cuenta.
 
Esta última frase es el título de la primera parte de un libro escrito por un hombre que es aficionado a la Fórmula 1 desde que era un niño, que se ha mantenido ajeno a las entrañas de la competición y que además escribe en clave de humor. El libro se titula Historia(s) de la Fórmula 1 está editado por T&B y su autor es José Ramón Lorenzo.
 
José Ramón Lorenzo vio su primera carrera con 12 años. Cuenta que comenzó a ver las carreras en su ochentera infancia porque había un inglés con un soberbio bigotón, un francés que se acostaba con aquella chica que salía en el Diez Minutos, un equipo con el mismo nombre que llevaban las niñas pijas de su colegio y, por supuesto, unos coches rojos que tenían un nombre mítico pero que, en vez de ganar, solían hacer bastante el ridículo. Sólo con eso supo que tenía que malgastar parte de su vida en la F1.
 
Desde que Alonso está en la Fórmula 1 ha estado publicando artículos humorísticos en la revista especializada Grand Prix Actual. Por eso, por esa facilidad para reírse y hacer reír, en el primer capítulo explica cómo convertirse en un experto en F1 en cinco minutos a través de un cuestionario rápido con sus correspondientes respuestas para hacerse el chulo o la chula donde sea.
 
También nos da algunas claves para no dormirnos viendo una carrera ahora que Fernando Alonso tiene muy complicado volver a ser campeón porque hasta el 2006 los éxitos de Alonso eran la respuesta al por qué tantos millones de españoles lograban no dormirse, por ejemplo, en el GP de Hungría –ejemplo magnífico de un circuito en el que no se puede adelantar- que más que una carrera de coches parece una procesión. Y para eso ya está la Semana Santa, que la tenemos aquí mismo.
 
También hay un capítulo dedicado a los Diez Momentos Más Bochornosos de las Historia de la Fórmula 1 que comienza con los versos de Siniestro Total Cien millones de espectadores y yo sin poder rascarme los cojones.
 
Los versos de Siniestro Total pertenecientes a su canción Me pica un huevo describen a la perfección lo que es un momento bochornoso. Entre ellos, el Gran Premio de Austria en 1975 ganado por Vittorio Brambilla. Ésta fue la única victoria en la carrera de este piloto que tras cruzar la meta levantó eufórico los brazos para celebrar el triunfo y al hacerlo perdió el control de su monoplaza estampándose contra el muro en plena recta de llegada.
 
O lo que le pasó a Nigel Mansell en Canadá en 1991. Última vuelta. El segundo clasificado, Nelson Piquet, está a casi un minuto de distancia y por eso Mansell reduce la velocidad para saludar al público sin pensar que esa reducción de velocidad provocaría que el coche se le calase y que Piquet le adelantara.
 
También hay un capítulo dedicado a la F1 Rocks o lo que es lo mismo, la relación de la F1 con la música. Como el intento de Jaques Villeneuve por convertirse en cantante o cómo la canción The Chain de Fleetwood Mac, fue durante años la sintonía de las retransmisiones de las carreras por la BBC, el canal, no la delantera del Real Madrid. Que Melendi le dedicó una canción a Fernando Alonso y Los Petersellers a Niki Lauda y que el batería de ABBA disputó algunos grandes premios con su ATS Cosworth decorado con los logos del grupo sueco. No logró que le tomasen en serio pero sí pasar a la historia como la mejor decoración lucida por un monoplaza.
 
Otra muestra del humor con el que está encarado este libro es el prólogo. Está escrito por Lewis Hamilton. Pero no diré más. Mejor leedlo y pasad un buen rato con el libro de José Ramón Lorenzo Historia(s) de la Fórmula 1
 


 

 

 

 

 

© La Deporteca 2016. Todos los derechos reservados. ladeporteca@gmail.com