El deporte es cultura - La cultura del deporte

Por Natalia Freire

La Deporteca

La Pelota no se mancha


Maradona Copa del Mundo

 
Termina Octubre. Un mes lleno de magia y fantasía. El mes en el que se celebra la fiesta de Halloween y el mundo sobrenatural abre sus puertas al real; en el que brujas y duendes realizan toda clase de hechizos en el Solsticio de Invierno. Para nosotros, los amantes del fútbol, también es un mes lleno de fantasía porque en octubre nacieron dos de los mejores futbolistas de la historia en cuyos pies, sin duda, residía la magia.
 
El 23 de octubre de 1940 nació Edson Arantes do Nascimento, Pelé y una semana después de que Pelé cumpliera 20 años, nació un niño con un don para el fútbol que, según la opinión de mucha gente, superó a O Rei hasta el punto de convertirse en un Dios. Estoy hablando del Pelusa, de El Pibe de Oro. Estoy hablando de Diego Armando Maradona.
 

 
El Potro Rodrigo - La Mano de Dios

 
El 30 de octubre de 1960 nació Maradona. Un hombre que, a pesar de su origen humilde, logró que su talento con la pelota trascendiera hasta el punto de ser idolatrado como una deidad. Un ejemplo de esta idolatría es la Iglesia Maradoniana en la que rinden culto a su persona. Esto que puede resultar una parodia tiene en realidad una explicación; como la que da el sociólogo Eliseo Verón que sostiene que “Maradona refleja las creencias y las necesidades colectivas de los despojados, de los pobres, de los que necesitan creer que Dios está cerca y por eso se identifican con Diego, como antes lo hicieron con Evita”.
 
Y Jorge Valdano, filósofo del balompié, en el mejor de los sentidos de la expresión, que además fue compañero de Maradona y, por tanto, puede expresar sus teorías con conocimiento de causa, también explicó la idolatría que existe respecto al diez argentino diciendo que “fue más que un futbolista genial. Fue un factor extraordinario de compensación para un país que en pocos años vivió varias dictaduras militares y frustraciones sociales de todo tipo".
 
Otro hombre de fútbol, cuyas opiniones me parecen acertadísimas, el cancerbero Carlos Fernando Navarro Montoya, El Mono Montoya, dijo una vez que "toda esa idolatría le ha hecho mucho daño al Diego porque él no es más que una persona como el resto de nosotros, que sufre, se equivoca y llora como los demás y no es un ser sobrenatural y poderoso que puede hacer milagros y salvar al mundo".
 
Mucho se ha dicho, escrito y filmado sobre Diego Armando Maradona. Sobre su etapa de futbolista, de entrenador, sobre sus problemas con la justicia, su carácter y sus opiniones políticas.
 
Pero yo creo que lo mejor es conocer la historia de este grandísimo futbolista de primera mano. Por eso os voy a recomendar el libro que él mismo escribió desde su retiro en La Habana, después de estar hospitalizado de gravedad por un problema coronario que nos hizo temer por su vida. Me refiero a esa joya de coleccionista que es YO SOY EL DIEGO DE LA GENTE.
 
Andres Calamaro – Maradona

 
Desde los orígenes cercanos a la pobreza hasta la gloria deportiva y social, pasando por cada uno de sus momentos oscuros y sus vueltas a la luz. Todo está en este libro relatado en primera persona por Maradona. Sus amores, sus odios, los negocios en Europa y Japón, los lujos, los juicios, su adicción a la cocaína, las recaídas... Pero en el fondo es el relato de un hombre sencillo que de la noche a la mañana se encontró como una marioneta en manos de los poderosos y se perdió. Aunque, en el fondo, sigue siendo el mismo niño que jugaba a la pelota en las calles de Buenos Aires.
 
Maradona también es objeto de estudio en el libro de Sergio Levinsky, sociólogo y periodista especializado en deportes. En su libro MARADONA, REBELDE CON CAUSA publicado en 2001 por Libros En Red, cuenta que aunque Maradona fuera un genio indiscutible de la pelota, fue traicionado, utilizado y crucificado por la opinión pública. El libro está lleno de citas, referencias y anécdotas desconocidas. Y otro aliciente para leerlo es el Prólogo escrito por Fito Páez.
 
Otro libro muy interesante es MARADONA de Jimmy Burns, publicado en 2005 por Ediciones Folio, que hace hincapié en el contraste y las paradojas que han llenado su vida.
 
Mano Negra – Santa Maradona

 
Y si queréis conocer más sobre la etapa en la que le tuvimos más cerca debéis leer el libro LA AVENTURA DE MARADONA EN EUROPA escrito por John Ludden en 2011 y publicado por T&B Editores. A través de sus páginas conoceréis innumerables detalles sobre su vida en Europa que abarca dos temporadas en el Barcelona, siete en Nápoles y una en Sevilla. Leyendo este libro, descubriréis muchas de las causas de su ascenso y también de su descenso al pozo de las drogas. Posiblemente, la dureza con la que se empleaban los contrarios dentro de la cancha y que, fuera de ella, era tratado como un dios, influyó de manera considerable en la caída del astro.
 
Me gustó especialmente la parte en la que se cuenta su epitafio europeo sobre el césped del Sánchez Pizjuán. A Sevilla llegó sabiendo que a pesar de que desde los diez años había escuchado que era un dios en realidad era humano. Un hombre que amaba jugar a la pelota como nadie. Quizás por eso, el mejor recuerdo que dejó en Sevilla, con mucho, fue cuando atrapó un vaso de papel arrojado desde la grada y con un toque de prestidigitador hizo unos cuantos malabarismos para la incredulidad del público y del resto de jugadores. Y es que, ésa es la esencia del juego. Con cualquier cosita se hace un balón.
 
Y, en cuanto al cine, hay un documental de Emir Kusturica rodado en 2006 y titulado MARADONA POR KUSTURICA (EL PIBE DE ORO) en el que el director bosnio intenta reflejar de la mejor manera el alma del 10. Tiene momentos maravillosos. Como éste en el que reconoce su culpa. La escena termina con Maradona bajando de un coche en el Barrio de San Telmo, en Buenos Aires, donde se encuentra con Manu Chao tocando su guitarra y cantándole La vida tómbola.
 
Maradona por Kusturica - Manu Chao le canta a Maradona

 
Además del Documental de Kusturica hay otro titulado AMANDO A MARADONA dirigido por Javier Martín Vázquez en el que los protagonistas son los seguidores que tiene en todo el mundo. A través de ellos y de la pasión que sienten por él en su corazón, conocemos la vida de Diego.
 
Y EL CAMINO DE SAN DIEGO de Carlos Sorin (2006) una película que mezcla la fantasía y la admiración por Diego Armando Maradona y en la que sólo aparece como tema de fondo de su argumento.
 
También hay una película basada en la vida de Maradona que está interpretada por actores. Se titula MARADONA, LA MANO DE DIOS y está dirigida por el italiano Marco Risi, hijo del legendario Dino Risi, en la que se rescata y defiende la personalidad del jugador a pesar de sus tropiezos. Según Risi, Maradona "fue un genio que, en el fondo, durante toda su vida no hizo mal más que a sí mismo". Y una curiosidad. Marco Leonardi, que logró la fama gracias a la película "Cinema Paradiso" es uno de los actores que se metió en el papel de Maradona.
 
Diego Armando Maradona, un genio, El Pibe de Oro, La Mano de Dios o un pobre hombre utilizado y atormentado por sus adicciones y las malas personas de las que se ha rodeado. Y, a pesar de todo, sólo es uno más de nosotros, que ama y vive el fútbol con pasión porque, pase lo que pase alrededor, la Pelota no se mancha.
 
Maradona - La pelota no se mancha

 

 

 

© La Deporteca 2015. Todos los derechos reservados. ladeporteca@gmail.com