El deporte es cultura - La cultura del deporte

Por Natalia Freire

La Deporteca

Ali. El Más Grande



 

Muhammad Ali VS Sonny Liston En los últimos días hemos hablado mucho de Messi y de su quinto Balón de Oro. De cómo un tímido jovencito de familia humilde se agiganta con una pelota en los pies hasta el punto de ser considerado el mejor futbolista de todos los tiempos por encima de Pelé y Maradona. Su poder mediático y la admiración que despierta traspasa fronteras llegando incluso a lugares, como Estados Unidos, en los que el fútbol no es tan popular como en Europa.
 
Su fama se extiende por los cinco continentes. Se podría decir que Messi es el más grande, el rey del mundo. Pero no ha sido el primero en reinar.
 
Di Stefano, Pelé o Maradona también fueron considerados personajes influentes más allá del mundo del deporte. Y fuera del fútbol ha habido deportistas como Carl Lewis, Ayrton Senna o Michael Jordan que también reinaron.
 
No obstante, si hay un deportista que siempre fue considerado El Más Grande y que merece el título de Rey del Mundo, ése es Muhammad Ali.
 
En diciembre de 2012 fue nombrado Rey del Boxeo por el Consejo Mundial de Boxeo. Su Presidente, José Sulaimán, que estuvo en la presidencia desde 1975 hasta su fallecimiento en 2014, declaró que el título de Rey del Boxeo era "un reconocimiento por toda una vida de grandeza y que no había en el mundo nadie que hubiera logrado lo que logró Ali".
 
Su grandeza deportiva siempre estuvo ligada a su imagen rebelde en una sociedad que reclamaba cambios inminentes. Él mostró su compromiso con los movimientos sociales que lideraban esos cambios renunciando incluso a su título de Campeón del Mundo para defenderlos. Esta combinación le proporcionó adictos a su persona y a su causa. Sus actos y su discurso inspiraron multitud de libros, canciones y películas en las que Ali era el protagonista.
 
Su leyenda comenzó hace 74 años. Un 17 de Enero de 1942, nació en Lousville, Kentacky, un niño al que llamaron Cassius Clay. Cuenta Sergio Guadalupe en el capítulo que le dedica a Ali en su libro "HISTORIAS DEL CUADRILÁTERO" publicado por T&B Editores, que su acercamiento al boxeo fue de manera casual cuando, "cumplidos los doce años el robo de su bicicleta le hizo tomar conciencia de la dureza del entorno".
 
Con sólo dieciocho años logró el Oro en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960 en la categoría de Peso Semipesado. Eran tiempos convulsos en Estados Unidos y tras su regreso de Roma en una cafetería de su barrio no le quisieron servir por ser negro. Ali, que llevaba puesta su medalla olímpica, contó en la biografía que escribió en 1976 junto al periodista Richard Durham, que del enfado que se cogió, tiró la Medalla al Río Ohio.
 
Años más tarde se supo que no fue exactamente así y que conservaba su Medalla Olímpica pero confesó que contó esa historia para darle más dramatismo a la escena y explicar por qué, a partir de ese momento, su compromiso político y social estuvo ligado sin remedio a su figura deportiva.
 
Por cierto que esta biografía titulada EL MÁS GRANDE. MI PROPIA HISTORIA podéis encontrarla en español también publicada por T&B Editores.
 
El libro es el resultado de horas de conversaciones que sostuvieron a lo largo de seis años el propio Ali y Richard Durham.
 
De este libro surgió también un guión que se convirtió en película y que lleva el mismo título: THE GREATEST. MY OWN HISTORY.
 
La película dirigida por Tom Gries y Monte Hellman está protagonizada por el propio Ali y en ella aparecen imágenes reales de sus combates y personajes como Malcolm X interpretado por James Earl Jones. En esta joya de la historia del cine deportivo podemos descubrir en Ali a un rapero primitivo, un hombre rebelde, desafiante, contestatario y, sobre todo, provocador.
 
Ali le cogió el gusto al cine porque un año después protagonizó un telefilme titulado FREEDOM ROAD en el que interpretaba a Gideon Jackson, un esclavo que en la Virginia de 1870 se convirtió en Senador de los Estados Unidos.
 
Pero también ha sido el protagonista de varios documentales entre los que destacan I AM ALI, dirigido por Clare Lewins en 2014 y, especialmente, el dirigido en 1996 por León Gast titulado WHEN WE WERE KINGS (Cuando Éramos Reyes) que se centra en el combate en el que Muhammad Ali recuperó el título de Campeón Mundial frente a George Foreman el 30 de octubre de 1974 en Zaire y que ganó el Oscar al Mejor Documental en aquella edición.
 
En 2001 Michael Mann dirigió ALI, la película que narra su vida desde sus comienzos hasta aquella pelea contra Foreman. Will Smith se metió en la piel de Ali realizando uno de los mejores trabajos de su carrera hasta el punto de ser nominado al Oscar al Mejor Actor Principal.
 
Esta pelea también fue relatada de manera magistral por Norman Mailer, uno de los grandes cronistas de nuestro tiempo y considerado como el padre del Nuevo Periodismo, en dos libros: EL COMBATE y EN LA CIMA DEL MUNDO aunque, en este último, además de realizar un recorrido por su biografía, se centra en la reflexión sobre el símbolo social y el hombre que hay detrás de la leyenda.
 
Pero, sin lugar a dudas, el mejor y más completo retrato de la figura de Muhammad Ali es el libro REY DEL MUNDO de David Remnick, ganador de un premio Pulitzer y director de The New Yorker. En sus páginas se revelan detalles que ni los más cercanos a Ali conocían y se adentra en una de las épocas más vitales y vertiginosas de Estados Unidos.
 
Éstas son algunas de las canciones inspiradas en Muhammad Ali.
 
ICARUS – IN ZAIRE
 

 
THE HOURS – ALI IN THE JUNGLE
 

 
FAITHLESS – MUHAMMAD ALI
 

 
JOHNNY WAKELIN & THE KINSHASA BAND - BLACK SUPERMAN
 

 


 

 

 

 

 

 

 

© La Deporteca 2016. Todos los derechos reservados. ladeporteca@gmail.com