El deporte es cultura - La cultura del deporte

Por Natalia Freire

La Deporteca

Poesía a Patadas. Sant Jordi


Poesía a Patadas
El 23 de abril es el día de San Jorge, patrón de Inglaterra, Georgia, Etiopía, Bulgaria, Tombuctú y Portugal. En España también es el patrón de Aragón, de las Islas Baleares y de Cataluña donde en esta fecha es tradicional el intercambio o regalo de rosas y libros entre parejas y personas queridas convirtiéndose en una de las jornadas más populares y celebradas del año. Y, además, esta maravillosa costumbre de regalar libros y rosas el 23 de abril se ha extendido con fuerza por el resto de España.
 
Esta tradición fue uno de los argumentos utilizados por la UNESCO para declarar el 23 de abril el Día Internacional del Libro. También pensaron que era un buen día por ser la fecha en la que fallecieron dos de los escritores más grandes y famosos del mundo: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.
 
La verdad es que ninguno de los dos falleció exactamente ese día porque Cervantes falleció el 22 y fue enterrado el 23 y Shakespeare murió el 23 de abril del calendario juliano, que correspondería al 3 de mayo del calendario gregoriano. Pero ¿a que les quedó muy bonito?
 
En cualquier caso, es un día muy literario y por eso he decidido dedicar este post a uno de los géneros literarios más difíciles que conozco: La poesía.
 
La poesía, palabra que proviene del griego y significa creación, es una manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra ya sea en verso o en prosa. Los griegos entendían que había tres tipos de poesía: la lírica, la dramática o teatral y la épica o narrativa. Pero sea como sea, la poesía siempre es una creación llena de hermosura.
 
Y ahora, os estaréis preguntando: Y esto qué tiene que ver con el fútbol, que en el fondo es lo que nos gusta y el deporte del que más me pedís que os hable. Pues resolveré vuestras dudas en un periquete.
 
¡Ay!... Periquete, me encantan estas expresiones tan... literarias.
 
Mi guía espiritual en lo que a literatura futbolera se refiere, Nick Hornby, ya atisbó en el último párrafo de la Introducción de su libro Fiebre en las Gradas, -mi Biblia Futbolera, dicho sea de paso-, la definición de Poesía dentro del fútbol:
 
"Si bien los detalles que recojo aquí son únicos y personales, espero que consigan tocar la fibra de todo el que alguna vez se haya dejado llevar, en plena jornada laboral, en medio de una película o de una conversación, por el recuerdo de una volea con la zurda que se coló por la escuadra derecha de la puerta hace diez, quince, veinte años tal vez...".
 
¡No me digáis que esto no es poesía!
 
Aunque si hemos de hablar de poesía en estado puro no puedo dejar de nombrar el festival literario y artístico que se celebra anualmente en Córdoba desde 2004. Me refiero a Cosmopoética.
 
Este festival, organizado por el Ayuntamiento de Córdoba con el patrocinio de la Diputación de Córdoba, la Junta de Andalucía y el Ministerio de Cultura, ha contado entre sus participantes con renombrados autores, algunos de ellos galardonados con un premio Nobel como Seamus Heaney, Derek Walcott o Dario Fo y en 2009 se le concedió el Premio Nacional de Fomento de la Lectura "por haber hecho de la lectura y la literatura un signo distintivo de la ciudad de Córdoba, realizando un festival de carácter internacional que puede inspirar iniciativas similares".
 
Y mira tú por dónde que en 2009 se publicó, de la mano de Cosmopoética, el libro Poesía a Patadas, que es el libro del que os voy a hablar.
 
Esta antología poética es una selección realizada por Francisco Javier Uriz que es licenciado en Derecho, profesor de Lengua Española, poeta, dramaturgo y traductor de autores tan reputados como August Strindberg y otros menos conocidos fuera de Escandinavia. Fue traductor en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia. Ha vivido treinta años en Estocolmo y conoce a la perfección la literatura nórdica. Por eso, algunos de los autores de esta selección son de origen escandinavo y poco conocidos por el gran público. Pero ése es, precisamente, uno de los atractivos de esta antología.
 
En la introducción, titulada Calentamiento Previo, Uriz nos explica que si materias tan banales como las aves o las flores son temas para la poesía, ¿por qué no va a serlo el fútbol?
 
Nos recuerda también que el fútbol es el deporte más global de este mundo globalizado. Lo impregna todo. Y un dato: La FIFA tiene 208 países miembros, es decir, más que la ONU que integra a 192.
 
La Antología está dividida en dos partes separadas por un descanso. La primera, El primer tiempo, es bastante variada porque tiene desde poemas escritos sobre los sueños de los niños hasta el existencialismo en la portería de Camus.
 
La segunda parte, o sea, El segundo tiempo, está compuesta por poemas escritos sobre los hinchas, ditirambos a las estrellas e himnos a los equipos. Y también tiene un Tiempo de Descuento.
 
Pero os advierto que en esta antología no encontraréis los poemas futbolísticos de Miguel Hernández, Rafael Alberti o Gerardo Diego porque estos son bastante accesibles pero sí podréis disfrutar con algunos de Gunter Grass, Eduardo Galeano, Mario Benedetti o José María Pemán.
 
De entre todos los poemas de este libro titulado Poesía a Patadas he de destacar el de Vinicius de Moraes dedicado a Garrincha, El ángel de las piernas tuertas, y el de Héctor Negro A Bochini. Pero también hay algunos menos conocidos. Éste de Bengt Cidden Andersson es mi favorito. Se titula Igualdad:
 
Un puñado de futbolistas pertenece a la élite.
 
Unos 1000 jugadores son bastante buenos.
 
Pero nosotros somos decenas de miles
 
que no somos nada
 
ni podremos ser algo.
 
Cuando el médico me miró el maltrecho menisco y dijo: "típico de futbolista" sentí una cierta alegría a pesar del dolor.
 
Porque había dicho "futbolista"
.
 
¿A que os ha gustado? Ya os dije que el fútbol es poesía. Poesía a patadas.
 
¡Feliz día del libro!
 

© La Deporteca 2015. Todos los derechos reservados. ladeporteca@gmail.com